3/12/14

LA Hora de Consuelo...un periodismo latino diverso



Y no hace nada una amiga me comentaba del programa de Consuelo Despradel, la vi al inicio con perplejidad pues su manera desenfadada a veces en primera impresion,  te hace preguntarte...pero ella al menos preparo un guion...luego entiendes: eso es lo bello, ella toca los temas y es espontanea la comunicacion la establece razonando en el momento, y ademas con tremenda educacion, escuche un provocador telefonico y ella fue simpatiquisima sin vulgaridades extremas, cosa que en Italia abunda desde el periodo de un opinionista exaltado llamado Vittorio Sgarbi el cual hizo de la vulgaridad su caballo de batalla.
Luego ya me he acostumbrado a buscar en You tube su conversacion dominicana que me recuerda el dejo de parientes orientales.
 Tambien,  buscando algo escrito por esta dominicana simpatica decubri que Consuelo ha hecho otro aporte a la comunidad, especialmente al área de la comunicación, a la cual pertenece.

La misma presento su Tesis en Licenciatura en Comunicación Social de la universidad de la Tercera Edad (UTE), y lo ha hecho con un tema que hará historia, ademas de crear conciencia:
"La Autocensura, una violación al Codigo Deontológico".La sustentacion de esta tesis de grado, la realizo en compañía de su amiga y colega, Ada Reyes.
La misma, obtuvo una puntuacion de 100 y será adaptada para publicarse en formato económico como libro de consulta, para profesionales de la comunicación y sobre todo estudiantes.

Siendo un tema de tanta actualidad, es bueno  darla a conocer, para que sirva de parámetro a las presentes y futuras generaciones de comunicadores, esperando que surta el efecto deseado al gestarla y producirla:que cree  cambios en la mentalidad de todos al menos en latinoamerica porque pedir en el mundo seria demasiado.

Aca cito una parte de su primer capitulo que seguro a quiene sse inetresan dle tema de comunicacion social, les empujara a buscar el librito de la Tesis de Consuelo.....

.-

Podría darse el caso, que es el que se da con harta frecuencia, que lo que estemos ahora es mejor y más rápidamente desinformados, y que esta desinformación ahora se produce a nivel planetario. El ejemplo que pusimos de CNN, es más que suficiente para entenderlo. De todo lo dicho hasta ahora, se desprende que la famosa “revolución tecnológica” ha provocado una nueva manera de vivir y de pensar.

Se ha ido creando una nueva psicología planetaria, un lenguaje planetario, un comportamiento planetario, una cultura planetaria. De hecho, los mass media modernos nos han prácticamente “uniformado”, porque en verdad, para eso es que están ahí, para uniformarnos; para convertir el planeta en lo que el periodista español Vicente Verdú, dijo, convertirlo en un planeta americano.

“Sin algaradas, retirando las tropas y cerrando las bases militares, los norteamericanos están llevando actualmente a cabo la colonización más eficaz de todas las épocas. “Las familias toman Kellogg´s en el desayuno y comen Oscar Mayers a la hora de cenar, pero en el intermedio, de la noche a la mañana, reciben impactos mediáticos, discusiones éticas y sanitarias órdenes financieras programas de software, idolatrías y mercancías norteamericanas…Lo americano opera a estas alturas como una Iglesia verdadera –con sus bienes y sus males-que hubiera recibido el reconocimiento de las demás iglesias rivales y poco a poco los paganos se fueran catequizando, desde Portugal a Singapur.


Unas veces son las políticas de los Bancos Centrales, otras la institución del Jurado, las privatizaciones de empresas públicas, los modelos del mercado de trabajo, el sistema impositivo: otras son los malls, la música, el vestido, la comida rápida, los mimetismos de sus deportes o espectáculos…Europa opone de vez en cuando pequeñas resistencias a la marea americana, pero no se trata de barreras que todos sus países compartan ni parecen otra cosa que lamentos en vísperas de una rendición final.

“Desde la creciente pérdida del Estado del bienestar hasta las políticas de empleo, desde el sentido competitivo hasta el sentido de familia, el continente europeo parece constituir su futuro más como un reflejo de los Estados Unidos, que con un proyecto diferente.

El ideal de un idioma único en la Comunidad, que acabará siendo el inglés, se corresponde con la pretensión de una moneda única al etilo del dólar y una bandera que copia el diseño estrellado de la americana inicial. La Unión Europea (UE) en bloque parece una denominación que, en espejo, se lee con las iniciales de Estados Unidos.

Y tras la UE, los Estados de América Latina, las riberas del Mediterráneo, acentúan su movimiento orbital en torno a la imagen producto del planeta americano”. (14)

Por supuesto, el vehículo más idóneo para esta uniformación planetaria,
___________________________________________________________
(14) Verdú, Vicente. “El Planeta Americano”, 1996. Pags. 20-21
Meta de los nuevos amos del mundo: el capital financiero y las
transnacionales, son las nuevas tecnologías de la comunicación que
socializan a los individuos, por encima de la familia, la escuela, la
comunidad, y la religión, como ya dijimos.

El carácter de clase de esta “revolución mediática” difícilmente puede ser desentrañado. Los intelectuales orgánicos del sistema (Gramsci) tienen tanto poder que están en todas las áreas, (cargos públicos: llegan hasta a la presidencia de una república; prensa, universidades, partidos políticos, fundaciones, empresas,...), producen tantos libros, ensayos, artículos, cátedras, opiniones, comentarios, publicidad, que el común de los ciudadanos resulta “persuadido”, “convencido”, que los nuevos paradigmas de la e-información y de la e-conocimiento, corresponden a un desarrollo “natural”, de la sociedad, como estos intelectuales les plantean, y no alcanzan a vislumbrar el trasfondo ideológico legitimador de todos estos argumentos.

Lo que afirmamos es que las tecnologías surgen cuando la(s) clase(s) dominante(s) económica y socialmente en una determinada época, imponen “un determinado desarrollo” a toda la sociedad y no otro, de acuerdo a lo que son sus propios intereses y no los del conjunto de la sociedad. Con el dinero que se gastó y ganó en investigaciones la industria privada aeroespacial norteamericana para crear las tecnologías que colocaron al al hombre en la luna, se hubiesen erradicados enfermedades que hoy son el azote de los países más pobres, empezando por la peor enfermedad que es el hambre.


No hay comentarios: