30/8/10

De la que siempre se hablaba


Hace tiempo hable de Carilda en otro lugar del espacio-tiempo de internet, fue en Facebook cuando empezaba, cuando las paginas eran sencillas y comprensiblemente faciles de recorrer, todo socialnetwork cuando se llena de humanos se complica, pues hay que satisfacer demasiados gustos y porque ademas, hay que ganar, porque la maldicion del ser humano no la hizo Dios, la hizo...LA GANACIA.

Hoy vuelvo a proponer Carilda y se la pongo en ingles tambien para mis amistades que no la leen en español....disculpandome por mi traduccion y agradeciendo a mis maestros de Ingles en todos estos años porque si hay faltas son mias y si sale mas o menos fue por ellos.

Esta señora hermosa en su madurez y asombrosa en su ancianidad fue alguien siempre criticado, era tan transgresiva que yo rocambolescamente la llamaria la Madonna de las letras modernas cubanas,hay quienes no aman leerla por su compenetrarse con la corriente revolucionaria , hay otros que no laleen por su desenfadado amor a lo joven ( estos casi siempre son señoras ancianas que critican envidiosamente el titimaniismo de ella) , pero hay algo que hace que Carilda sea una de las diosas , la musica en sus palabras y siempre hablaba sin medias lenguas y siempre se desordenaba y nosotros con ella.
---------------------Eve's Discourse

Today, I brutally greet you
with a grunt
or a kick.
Where are you hiding,
where have you fled with your wild box
full of hearts,
and your stream of gunpowder?
Where are you now;
in the ditch where all dreams are finally tossed,
or in the jungle's spidery web
where fatherless children dangle?
I miss you,
you know I do--
as myself
or the miracles that never happen--
you know I do?
I'd like to entice you with a joy I've never known,
an imprudent affair.

When will you come to me?
I'm anxious to play no games,
to confide to you: "my life"--
to let thunder humble us
to let oranges pale in your hand.
I want to search your depths
and find veils
and smoke,
that will vanish at last in flame.
I love you truly
but innocently
as the transparent enchantress of my thoughts,
but, truly, I don't love you,
though innocently
as the confused angel that I am.
I love you,
but I don't love you.
I gamble with these words
and the winner shall be the liar.
Love!. . .
(What am I saying? I'm mistaken,
because here, I wanted to write, I hate you.)
Why won't you come to me?

How is it possible
you let me pass by without requiting our fire?
How is it possible you're so distant, so paranoid
that you deny me?
You're reading the newspapers
passing through
death
and life.
You're with your problems
of groans and groin,
listless,
humiliated,
entertaining yourself with an aspiration to mourning.
Even though I'm melting you,
even though I insult you,
bring you a wilted hyacinth
approve your melancholy;
call forth the salt of heaven,
stitch you into being:
what?
When are you going to murder me with your spit,
Hero?
When are you going to overwhelme again beneath the rain?
When?
When are you going to call me your little bird,
your whore?
When are you going to profane me?
When?
Beware time that passes,
time,
time!
Not even your ghosts appear to me now,
and I not longer understand umbrellas?
Every day, I become more honest with myself,
magnificently noble...If you delay,
if you hesitate and don't search for me,
you'll be blinded;
if you don't return now,
infidel, idiot, dummy, so fool,
I'll count myself nothing.

Yesterday, I dreamt that while we were kissing,
a shooting star exploded
and neither of us gave up hope.

This love of ours
belongs to no one;
We found it lost,
stranded
in the street.
Between us we saved it, sheltered it.
Because of that, when we swallow each other
in the night,
I feel like a frightened mother left
alone.
It doesn't matter,
kiss me again and over again
to come to me.
Press yourself against my waist,
come to me again;
be my warm animal again,
move me, again.
I'll purify my leftover life,
the lives of condemned children.

We'll sleep like murderers
who've saved themselves
by bonding together in incomparable blossoming.
And in the morning when the rooster crows,
we will be nature, herself.
I'll appear like your child asleep in her cradle.

Come back to me, come back,
penetrate me with lightening,
Bend me to your will.
We'll turn the record player on forever.
Bring me that unfaithful nape of your neck,
the blow of your stone.
Show me I haven't died,
my love, and I promise you the apple.

DISCURSO DE EVA

Hoy te saludo brutalmente:
con un golpe de tos
o una patada.
¿Dónde te metes,
a dónde huyes con tu caja loca
de corazones,
con el reguero de pólvora que tienes?
¿Dónde vives:
en la fosa en que caen todos los sueños
o en esa telaraña donde cuelgan
los huérfanos de padre?

Te extraño,
¿sabes?
como a mí misma
o a los milagros que no pasan.
Te extraño,
¿sabes?
Quisiera persuadirte no sé de qué alegría,
de qué cosa imprudente.

¿Cuándo vas a venir?
Tengo una prisa por jugar a nada,
por decirte: «mi vida»
y que los truenos nos humillen
y las naranjas palidezcan en tu mano.
Tengo unas ganas locas de mirarte al fondo
y hallar velos
y humo,
que, al fin, parece en llama.

De verdad que te quiero,
pero inocentemente,
como la bruja clara donde pienso.
De verdad que no te quiero,
pero inocentemente,
como el ángel embaucado que soy.
Te quiero,
no te quiero.
Sortearemos estas palabras
y una que triunfe será la mentirosa.
Amor...
( ¿Qué digo? estoy equivocada,
aquí quise decir que ya te odio. )
¿Por qué no vienes?
¿Cómo es posible
que me dejes pasar sin compromiso con el fuego?
¿Cómo es posible que seas austral
y paranoico
y renuncies a mí?

Estarás leyendo los periódicos
o cruzando
por la muerte
y la vida.
Estarás con tus problemas de acústica y de ingle,
inerte,
desgraciado,
entreteniéndote en una aspiración del luto.
Y yo que te deshielo,
que te insulto,
que te traigo un jacinto desplomado;
yo que te apruebo la melancolía;
yo que te convoco
a las sales del cielo,
yo que te zurzo:
¿qué?
¿Cuándo vas a matarme a salivazos,
héroe?
¿Cuándo vas a molerme otra vez bajo la lluvia?
¿Cuándo?
¿Cuándo vas a llamarme pajarito
y puta?
¿Cuándo vas a maldecirme?
¿Cuándo?
Mira que pasa el tiempo,
el tiempo,
el tiempo, I
y ya no se me aparecen ni los duendes,
y ya no entiendo los paraguas,
y cada vez soy más sincera,
augusta...

Si te demoras,
si se te hace un nudo y no me encuentras,
vas a quedarte ciego;
si no vuelves ahora: infame, imbécil, torpe, idiota,
voy a llamarme nunca.

Ayer soñé que mientras nos besábamos
había sonado un tiro
y que ninguno de los dos soltamos la esperanza.
Este es un amor
de nadie;
lo encontramos perdido,
náufrago,
en la calle.
Entre tú y yo lo recogimos para ampararlo.
Por eso, cuando nos mordemos,
de noche,
tengo como un miedo de madre a quien dejaste sola.
Pero no importa,
bésame,
otra vez y otra vez
para encontrarme.
Ajústate a mi cintura,
vuelve;
sé mi animal,
muéveme.
Destilaré la vida que me sobra,
los niños condenados.
Dormiremos como homicidas que se salvan
atados por una flor incomparable.
Ya la mañana siguiente cuando cante el gallo
seremos la naturaleza
y me pareceré a tus hijos en la cama.

Vuelve, vuelve.
Atraviésame a rayos.
Hazme otra vez una llave turca.
Pondremos el tocadiscos para sIempre.
Ven con tu nuca de infiel,
con tu pedrada.
Júrame que no estoy muerta.
Te prometo, amor mío, la manzana.

No hay comentarios: