31/8/10

Mis poemas y sus poemas

a veces de noche extraño a mi hija mas de lo debido, porque cada noche con apagon o sin el soliamos conversar siempre que yo por el trabajo estaba en casa, incluso cuando estaba de visita en este lado avanzado del mundo soliamos quedarnos hasta tarde conversando de lo que veia y deseaba analizar o de simples recuerdos y comparaciones tales como el color del cielo o el olor de heno cortado en los prados , cada noche a veces recuerdo cuantas discusiones hemos sacado por ser caracterialmente empecinadas y empecinadamente enamoradas de nuestros propios puntos de vista, y siempre que recuerdo eso me voy a leer sus poesias y las mias, porque ahi esta la esencia de mi hija y yo siempre amare la esencia esa, pueden quitarme todo pero no su esencia misma.

Acéptame.


Acepto lo que quieras darme

Humilde ante tu sonrisa frágil,

Con la esperanza enredada en cada paso…

Porque al herirte me hiero.


Hasta lo profundo de mi cuerpo

Llevaré el amor que te profeso.

La plegaria de perdón a tu presencia

De rodillas sube hasta mis labios.


Endulza tu corazón… olvida mis acciones,

Descubre que me adoras aunque la ira te cubra.

Suplico tu clemencia

Pues el privarme de tus ojos

Apagaría la luz del cielo a diario.



Siento tus dedos recorriendo mi rostro

En cada milagro de la luna.

Tus manos son mi tesoro

Tu aliento mi sed de amar

Si me aceptas un poema, una flor…

De la mirada a un beso sólo cabrá tu perdón.

Un pájaro y un ángel.



Aquel pájaro que se aleja robó tus besos.


Sólo queda aquí en la tierra


Un ángel que bebe vino aguado


Y tiene las alas rotas.


Estuve en el medio del desierto...


Las multitudes me empujaron.


¿Las multitudes en el desierto?


Sí, de ideas y pozos


¿Pozos en el desierto?


Sí, los del odio y la desgracia.


Vino este pájaro azul a llevarse tus besos.


Me arrancó la boca junto con ellos


Ahora no puedo gritar al desamparo y la memoria.


Y aquí esta, ese pobre ángel...


Pero mis manos son de piedra,


Las metí en los pozos del desierto.


¿Dime que voy a hacer sin tus besos?


Si ni siquiera ese ángel puede traerme otros...


¿Será que ese pájaro azul son tus recuerdos


Y yo los dejé ir porque sé que están muertos?


Crisis

Porque a veces tu sonrisa me parece vacía

Y que tristeza me da contemplar la ciudad de mi ventana

Una torre y una linea de hierro

Y las viejas grúas que trabajan calladas

La ciudad lejana ,con la niebla como un chal

Vieja dama ecléctica y sensible,

Y tus frases de amor se me pierden,

solo logro hablar en mi lengua.


Ay amor callado, si me ves pegada a la ventana,

Mira mis manos y mi corazón cuando guardo las flores

En los dedos tengo espuma de mar azul y pétalos de mariposas

En los pies raíces de palmas reales y campanillas silvestres

Y al cintura un recuerdo de caricias que no se olvidan.

30/8/10

De la que siempre se hablaba


Hace tiempo hable de Carilda en otro lugar del espacio-tiempo de internet, fue en Facebook cuando empezaba, cuando las paginas eran sencillas y comprensiblemente faciles de recorrer, todo socialnetwork cuando se llena de humanos se complica, pues hay que satisfacer demasiados gustos y porque ademas, hay que ganar, porque la maldicion del ser humano no la hizo Dios, la hizo...LA GANACIA.

Hoy vuelvo a proponer Carilda y se la pongo en ingles tambien para mis amistades que no la leen en español....disculpandome por mi traduccion y agradeciendo a mis maestros de Ingles en todos estos años porque si hay faltas son mias y si sale mas o menos fue por ellos.

Esta señora hermosa en su madurez y asombrosa en su ancianidad fue alguien siempre criticado, era tan transgresiva que yo rocambolescamente la llamaria la Madonna de las letras modernas cubanas,hay quienes no aman leerla por su compenetrarse con la corriente revolucionaria , hay otros que no laleen por su desenfadado amor a lo joven ( estos casi siempre son señoras ancianas que critican envidiosamente el titimaniismo de ella) , pero hay algo que hace que Carilda sea una de las diosas , la musica en sus palabras y siempre hablaba sin medias lenguas y siempre se desordenaba y nosotros con ella.
---------------------Eve's Discourse

Today, I brutally greet you
with a grunt
or a kick.
Where are you hiding,
where have you fled with your wild box
full of hearts,
and your stream of gunpowder?
Where are you now;
in the ditch where all dreams are finally tossed,
or in the jungle's spidery web
where fatherless children dangle?
I miss you,
you know I do--
as myself
or the miracles that never happen--
you know I do?
I'd like to entice you with a joy I've never known,
an imprudent affair.

When will you come to me?
I'm anxious to play no games,
to confide to you: "my life"--
to let thunder humble us
to let oranges pale in your hand.
I want to search your depths
and find veils
and smoke,
that will vanish at last in flame.
I love you truly
but innocently
as the transparent enchantress of my thoughts,
but, truly, I don't love you,
though innocently
as the confused angel that I am.
I love you,
but I don't love you.
I gamble with these words
and the winner shall be the liar.
Love!. . .
(What am I saying? I'm mistaken,
because here, I wanted to write, I hate you.)
Why won't you come to me?

How is it possible
you let me pass by without requiting our fire?
How is it possible you're so distant, so paranoid
that you deny me?
You're reading the newspapers
passing through
death
and life.
You're with your problems
of groans and groin,
listless,
humiliated,
entertaining yourself with an aspiration to mourning.
Even though I'm melting you,
even though I insult you,
bring you a wilted hyacinth
approve your melancholy;
call forth the salt of heaven,
stitch you into being:
what?
When are you going to murder me with your spit,
Hero?
When are you going to overwhelme again beneath the rain?
When?
When are you going to call me your little bird,
your whore?
When are you going to profane me?
When?
Beware time that passes,
time,
time!
Not even your ghosts appear to me now,
and I not longer understand umbrellas?
Every day, I become more honest with myself,
magnificently noble...If you delay,
if you hesitate and don't search for me,
you'll be blinded;
if you don't return now,
infidel, idiot, dummy, so fool,
I'll count myself nothing.

Yesterday, I dreamt that while we were kissing,
a shooting star exploded
and neither of us gave up hope.

This love of ours
belongs to no one;
We found it lost,
stranded
in the street.
Between us we saved it, sheltered it.
Because of that, when we swallow each other
in the night,
I feel like a frightened mother left
alone.
It doesn't matter,
kiss me again and over again
to come to me.
Press yourself against my waist,
come to me again;
be my warm animal again,
move me, again.
I'll purify my leftover life,
the lives of condemned children.

We'll sleep like murderers
who've saved themselves
by bonding together in incomparable blossoming.
And in the morning when the rooster crows,
we will be nature, herself.
I'll appear like your child asleep in her cradle.

Come back to me, come back,
penetrate me with lightening,
Bend me to your will.
We'll turn the record player on forever.
Bring me that unfaithful nape of your neck,
the blow of your stone.
Show me I haven't died,
my love, and I promise you the apple.

DISCURSO DE EVA

Hoy te saludo brutalmente:
con un golpe de tos
o una patada.
¿Dónde te metes,
a dónde huyes con tu caja loca
de corazones,
con el reguero de pólvora que tienes?
¿Dónde vives:
en la fosa en que caen todos los sueños
o en esa telaraña donde cuelgan
los huérfanos de padre?

Te extraño,
¿sabes?
como a mí misma
o a los milagros que no pasan.
Te extraño,
¿sabes?
Quisiera persuadirte no sé de qué alegría,
de qué cosa imprudente.

¿Cuándo vas a venir?
Tengo una prisa por jugar a nada,
por decirte: «mi vida»
y que los truenos nos humillen
y las naranjas palidezcan en tu mano.
Tengo unas ganas locas de mirarte al fondo
y hallar velos
y humo,
que, al fin, parece en llama.

De verdad que te quiero,
pero inocentemente,
como la bruja clara donde pienso.
De verdad que no te quiero,
pero inocentemente,
como el ángel embaucado que soy.
Te quiero,
no te quiero.
Sortearemos estas palabras
y una que triunfe será la mentirosa.
Amor...
( ¿Qué digo? estoy equivocada,
aquí quise decir que ya te odio. )
¿Por qué no vienes?
¿Cómo es posible
que me dejes pasar sin compromiso con el fuego?
¿Cómo es posible que seas austral
y paranoico
y renuncies a mí?

Estarás leyendo los periódicos
o cruzando
por la muerte
y la vida.
Estarás con tus problemas de acústica y de ingle,
inerte,
desgraciado,
entreteniéndote en una aspiración del luto.
Y yo que te deshielo,
que te insulto,
que te traigo un jacinto desplomado;
yo que te apruebo la melancolía;
yo que te convoco
a las sales del cielo,
yo que te zurzo:
¿qué?
¿Cuándo vas a matarme a salivazos,
héroe?
¿Cuándo vas a molerme otra vez bajo la lluvia?
¿Cuándo?
¿Cuándo vas a llamarme pajarito
y puta?
¿Cuándo vas a maldecirme?
¿Cuándo?
Mira que pasa el tiempo,
el tiempo,
el tiempo, I
y ya no se me aparecen ni los duendes,
y ya no entiendo los paraguas,
y cada vez soy más sincera,
augusta...

Si te demoras,
si se te hace un nudo y no me encuentras,
vas a quedarte ciego;
si no vuelves ahora: infame, imbécil, torpe, idiota,
voy a llamarme nunca.

Ayer soñé que mientras nos besábamos
había sonado un tiro
y que ninguno de los dos soltamos la esperanza.
Este es un amor
de nadie;
lo encontramos perdido,
náufrago,
en la calle.
Entre tú y yo lo recogimos para ampararlo.
Por eso, cuando nos mordemos,
de noche,
tengo como un miedo de madre a quien dejaste sola.
Pero no importa,
bésame,
otra vez y otra vez
para encontrarme.
Ajústate a mi cintura,
vuelve;
sé mi animal,
muéveme.
Destilaré la vida que me sobra,
los niños condenados.
Dormiremos como homicidas que se salvan
atados por una flor incomparable.
Ya la mañana siguiente cuando cante el gallo
seremos la naturaleza
y me pareceré a tus hijos en la cama.

Vuelve, vuelve.
Atraviésame a rayos.
Hazme otra vez una llave turca.
Pondremos el tocadiscos para sIempre.
Ven con tu nuca de infiel,
con tu pedrada.
Júrame que no estoy muerta.
Te prometo, amor mío, la manzana.

Las parabolas de BB


Bertolt Brecht es el dramaturgo alemán más importante del siglo XX. Nacido en 1898 en Augsburgo (Augsburgo - Baviera) pronto descubrió su amor por el teatro. Su debut en el teatro fue fuertemente influenciado por la expresionismo, pero pronto se unió a la implementación y desarrolló la teoría marxista del teatro épico "que el espectador no debe identificarse, pero si le pidió mantener una distancia crítica para reflexionar sobre lo que vieran. Canciones, elementos burlescos y el guión de las obras de BRECHT estuvo bien diseñado siempre, para crear un efecto de extrañamiento, una distancia crítica. El espectador tuvo que aprender algo. El teatro de Brecht ofrece una variedad de historias y casos humanos, o nuevas interpretaciones de los dramas históricos que aún en la actualidad sabe cómo seducir al público por su ingenio, la modernidad y la creación escénica.

Sin embargo yo a Brecht lo descubri realmente cuando como él, visite otros mundos y me sumergi en una especie de frenesi de recuperacion de mi propia identidad nacional, cuando estaba en mi tierra en mi juventud, estudie el artista con la superficialidad de mencion de autor dramatico contemporaneo, con el observar Madre Coraje con Veronica Lynn( o Corina Mestre ha pasado el tiempo que quema neuronas y borra recuerdos no grabados en sangre) o ir a ver alguna de las obras de Torriene y de Miriam Lezcano, cuado era una vejiga.
De paso me prometo escribir algo sobre Alberto Pedro Torriente al que generalmente creian un actor no protagonico de Tv y en realidad era tremendo dramaturgo y escritor de guiones...pero eso es otra historia.
A BB me lo empece a leer porque una amiga me lo menciono con un pedacito de una poesia que le dedicara a un leoncito chino...era fanatico de el arte chino .
Y encontre sus parabolas como yo las llamo, son apuntes validos en la cotidianidad actual de nuestro mundo global porque lo estupendo que tienen los grandes , los seres humanos y el universo terricola es ...que todo vuelve a caminar en el circulo sin fin que se repite y lo que se dice ayer es valido hasta para situaciones del mañana, hay otro grande moderno que escribio sobre ese tema Ecco Umberto italiano y autor de el magnifico...en nombre d ela Rosa..y sobre el deberia escribir algo donde tal vez incluyera a Passolini o a Montanelli, y eso es otra historia mas para el futuro.


Historias del señor Keuner de Bertold Brecht

Aqui encotrareis unos cuantos fragmentos del libro antes mencionado, a mi realmente me han gustado especialmente los fragmentos que hay a continuación, el resto los he puesto por si os gustan

Patriotismo: odiar las patrias

El señor K. no consideraba necesario vivir en un país determinado. Decía:
-En cualquier parte puedo morirme de hambre.
Pero un día en que pasaba por una ciudad ocupada por el enemigo del país en que vivía, se topó con un oficial del enemigo, que le obligó a bajar de la acera. Tras hacer lo que se le ordenaba, el señor K. se dio cuenta de que estaba furioso con aquel hombre, y no sólo con aquel hombre, sino que lo estaba mucho más con el país al que pertenecía aquel hombre, hasta el punto que deseaba que un terremoto lo borrase de las superficie de la tierra.

"¿Por qué razón -se preguntó el señor K.- me convertí por un instante en un nacionalista? Porque me topé con un nacionalista. Por eso es preciso extirpar la estupidez, pues vuelve estúpidos a quienes se cruzan con ella."

La pregunta sobre la existencia de Dios

Alguien le preguntó al señor K. si Dios existía. El señor K. le dijo: "Te aconsejo que reflexiones si la respuesta a esa pregunta afectaría a tu comportamiento. Si no lo hiciera, podemos olvidarnos de la pregunta.
Si lo hiciera, puedo ayudarte como mínimo diciéndote que ya has decidido: tú necesitas un Dios."

Dos ciudades
El señor K. prefería la ciudad B. a la ciudad A. "En la ciudad A. -decía- se me quiere; pero en la ciudad B. me tratan con amabilidad. En la ciudad A. todos procuran serme útiles; pero en la ciudad B. me necesitaban. En la ciudad A. me invitaban a la mesa; en la ciudad B. me invitaban a la cocina."

Forma y sustancia
El señor K. contemplaba un día una pintura que representaba ciertos objetos bastante caprichosamente.
-A algunos pintores -dijo- les ocurre lo mismo que a muchos filósofos cuando contemplan el mundo. Tanto se preocupan por la forma que se olvidan de la sustancia.

En cierta ocasión, un jardinero con el que trabajaba me dió una podadora con el encargo de que recortase un arbusto de laurel. El arbusto estaba plantado en un macetón y se empleaba en las fiestas como elemento decorativo. Había que darle forma esférica. Comencé por podar las ramas más largas, mas por mucho que me esforzaba en darle la forma apetecida, no conseguía ni siquiera aproximarme.

Una vez me excedía en los cortes por un lado; otra vez, por el lado opuesto. Cuando por fin obtuve una esfera, resultó demasiado pequeña. El jardinero me comentó decepcionado: "Muy bien, la esfera ya la veo, pero ¿dónde está el laurel?".


Espera
El señor K. estuvo esperando algo todo un día, luego una semana y por fin un mes entero. Al fin se dijo: "Podría haber esperado perfectamente un mes, pero no ese día ni esa semana".

Preguntas convincentes
-He observado -dijo el señor K.- que mucha gente se aleja, intimidada, de nuetra doctrina por la sencilla razón de que tenemos respuestas para todo. ¿no sería conveniente que, en interés de la propaganda, elaborásemos una lista de los problemas para los que aún no hemos encontrado solución?

Afrenta soportable
Alguin acusó a un colaborador del señor K. de adoptar una actitud hostil haci éste.
-Sí, pero sólo a mis espaldas -dijo el señor K., defendiéndole.


Cada vez que el señor K. amaba a alguien

-¿Qué hace usted -preguntaron un día al señor K.- cuando ama a alguien?
-Hago un bosquejo de esa persona -respondió el señor K.- y procuro que se le asemeje lo más posible.
-¿El bosquejo?
-No -contestó el señor K.-. La persona.

Organización
El señor K. dijo en cierta ocasión:
-El que piensa no emplea una luz de más, un pedazo de pan de más, un pensamiento de más.

Esfuerzo de los mejores
"¿En qué trabaja?", le preguntaron al señor K. El señor K. respondió: "Estoy muy atareado. Preparo mi próximo error."


Sobre la traición
¿Deben cumplirse las promesas?
¿Deben hacerse promesas? Donde hacen falta promesas reina el desorden.
Pues debe ponerse orden: el ser humano no puede prometer nada. ¿Qué le promete el brazo a la cabeza? Que seguirá siendo brazo y no se convertirá en pie, pero cada siete años es un brazo diferente.
Cuando una persona traiciona a otra, ¿ha traicionado a la misma a quien le había hecho la promesa? En cuanto la persona que recibe la promesa va cambiando y tiene siempre una relación diferente con la primera, ¿cómo se le puede cumplir una promesa que se hizo a otra persona? Quien piensa traiciona. Quien piensa no promete nada.
Sólo promete que no dejará de pensar.




Fragmentos de obras de Bertolt Brecht
A los hombre futuros,
de Poesías escritas durante el exilio


Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.
Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa
revela insensibilidad. El que ríe
es que no ha oído aún la noticia terrible,
aún no le ha llegado.

¡Qué tiempos éstos en que
hablar sobre árboles es casi un crimen
porque supone callar sobre tantas alevosías!
Ese hombre que va tranquilamente por la calle
¿lo encontrarán sus amigos
cuando lo necesiten?

Es cierto que aún me gano la vida
Pero, creedme. es pura casualidad. Nada
de lo que hago me da derecho a hartarme.
Por casualidad me he librado. (Si mi suerte acabara,
[estaría perdido).
Me dicen: «¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!»
Pero ¿cómo puedo comer y beber
si al hambriento le quito lo que como
y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
Y, sin embargo, como y bebo.

Me gustaría ser sabio también.
Los viejos libros explican la sabiduría:
apartarse de las luchas del mundo y transcurrir
sin inquietudes nuestro breve tiempo.
Librarse de la violencia.
dar bien por mal,
no satisfacer los deseos y hasta
olvidarlos: tal es la sabiduría.
Pero yo no puedo hacer nada de esto:
verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.

II

Llegué a las ciudades en tiempos del desorden,
cuando el hambre reinaba.
Me mezclé entre los hombres en tiempos de rebeldía
y me rebelé con ellos.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.
Mi pan lo comí entre batalla y batalla. Entre los asesinos dormí.
Hice el amor sin prestarle atención
y contemplé la naturaleza con impaciencia.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
La palabra me traicionaba al verdugo.
Poco podía yo. Y los poderosos
se sentían más tranquilos, sin mí. Lo sabía.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

Escasas eran las fuerzas. La meta
estaba muy lejos aún.
Ya se podía ver claramente, aunque para mí
fuera casi inalcanzable.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

III

Vosotros, que surgiréis del marasmo
en el que nosotros nos hemos hundido,
cuando habléis de nuestras debilidades,
pensad también en los tiempos sombríos
de los que os habéis escapado.

Cambiábamos de país como de zapatos
a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos
donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.
Y, sin embargo, sabíamos
que también el odio contra la bajeza
desfigura la cara.
También la ira contra la injusticia
pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,
que queríamos preparar el camino para la amabilidad
no pudimos ser amables.
Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos
en que el hombre sea amigo del hombre,
pensad en nosotros
con indulgencia. "

24/8/10

Contradicciones Femeninas


Este es un escritico que muestra a veces algunos razgos femeninos en manera simpatica y quien crea que no es asi que tire el primer taconazo
1. Gritar furiosa y llorar desconsoladamente durante la misma discusión.

2. Conquistar a un mujeriego para transformarlo en un hombre de familia.

3. Dejar a ese reluciente hombre de familia para conquistar a otro mujeriego.

4. En una cita, insistir en pagar la mitad de la cena y no volver a salir con él , si acepta la oferta.

5. En invierno, salir con una camicetica y una minifalda y terminar envuelta en un sweater enorme y prestado que dice “Viaje de egresados 1998″.

6. Repetir incansablemente que sólo necesitás amor, comprensión y estabilidad, y morir de aburrimiento cuando te mantienen amante y establemente comprendida en casa.
7. Comprar modernas prendas holgadas y llenas de cachivaches que sólo otra mujer puede apreciar.

8. Ponerse a dieta terminal para ir a un casamiento y comer como una piraña fuera de control durante toda la fiesta.

9. Seguir pretendiendo que los hombres puedan ver en tu morrito  lo enojada o triste que estás sin haberles contado nada.

10. Guardar rencor y bronca durante meses y estallar solo porque se derramó la sal.

11. Analizar tu vida amorosa desglosando cada frase y cada actitud de tu pareja con tus amigas pero cortar una relación si la tarotista asegura que no es el indicado.

12. Enamorarte de un hombre casado porque es incapaz de traicionar a su mujer.

13. Despotricar cuando un hombre pesado e insistente te corteja, y perder la cordura cuando por fin deja de hacerlo.

14. Catalogar a una amiga sexualmente hiperactiva como “una perdida” y a una más selectiva de perdedora o lesbiana encubierta.

15. Comprar una camiseta de verano en noviembre sabiendo que en enero va a estar a mitad de precio.

16. Dejar a un hombre porque ya no te gusta y que vuelva a gustarte cuando él encuentra a otra.

17. Ponerte ropa nueva para una cita sabiendo que un viejo vestido negro te queda mucho mejor.

18. Hacerte la permante si tu pelo es lacio, plancharlo si está enrulado o teñirlo de rubio si es oscuro.

19. Insistir y esperar cuando la relación está acabada hace tiempo.

20. Morir de amor por un hombre que cría sólo a sus hijos y sentir pena por una mujer que hace lo mismo.

21. Decir que las modelos “son demasiado flacas” mientras te tambaleás por el cuarto día de ayuno.

22. Declarar durante todo el año que celebrar el aniversario es una estupidez y enojarte con tu pareja cuando la fecha llega y se olvida.

23. Seducir a un hombre sabiendo con seguridad que jamás vas a dejar que te toque un pelo.

24. Negarte a dejar los dulces para bajar el colesterol , pero hacer la dieta del arroz para usar un vestido.

25. Creer en el horóscopo en las semanas que anuncia cosas buenas.

26. Ir a una fiesta en stilettos y tirarlos debajo de la mesa luego de quince minutos para poder bailar.

27. Hablar de dieta con una torta en la mano y hablar de tortas cuando estás a dieta.

28. Quejarse de que la depilación es un hábito primitivo y gritar de asco cuando tu marido dice que dejes de hacerlo.

29. Tomar sol al mediodía untada en aceite de cocina y comprar crema antiarrugas y gel para contorno de ojos.

30. Declamar una y otra vez lo  fuerte e independiente que eres y simular debilidad e indefensión cuando necesitás llamar la atencion de un hombre.

31. Decir que no quieres  nada para Navidad y secretamente esperar el regalo sorpresa.

32. Remover esos aros divinos de tus inmensas orejas alérgicas, esperar dos o tres días y volver a usarlos.

33. Decir que “lo importante es lo de adentro” cuando tiens un novio feo, y alegar que “la piel es todo” cuando conseguiste uno lindo.

34. Creerle al mismo hombre cuando habías jurado no volver a hacerlo.

35. Perseguir a tu pareja para que colabore en la cocina pero echarlo por inepto en cuanto empieza a ayudar.

36. Espiar y acechar a las compañeras de oficina más vagas e ineptas para amargarte y sufrir.

37. Probarse ropa durante toda una tarde y salir con el primer conjunto que elegiste.

38. Arrancarte los pelos de piernas, axilas y cavado con cera caliente o una máquina eléctrica y llorar cuando te quiebras una uña.

39. Abandonar a tu novio porque es celoso y sentirse fea y desamparada cuando no te celan.

40. Ser capaz de dirigir una empresa de doscientos empleados, un país de treinta millones de habitantes o una familia de doce miembros pero llamar a tu mamá cuando te duele la muela.

41. Dejar la ropa más nueva y linda para salir cuando en realidad pasás cuarenta y ocho horas semanales en la oficina y tres o cuatro en una salida.

42. Cargar  bebés ajenos, pensar hasta el cansancio los nombres de tus futuros hijos, emocionarse con los embarazos de tus amigas y llorar desconsoladamente el primer día de atraso.

43. Ir a una fiesta o reunión en la que está el hombre que te rompió el corazón con otra asegurando que ...a mi ya no me interesa.

44. Preguntar si estás gorda para que te digan que estás flaca.

45. Mirar comedias romáticas y melodramas al día siguiente de cortar con el amor de tu vida.

46. Censurar a las amas de casa porque no tienen una carrera y a las que tienen una carrera porque la empleada doméstica cuida de sus hijos.

47. Sentir discriminación si eligen a un hombre para tu puesto pero tener un derrame cerebral de ira si eligen a otra mujer.

48. Llorar con los documentales de los animalitos de “Animal Planet” e hiperventilarse de excitación frente a una cartera de cuero.

49. Considerar que a los sesenta años un hombre rico  es joven, y una mujer una abuela.

50. Bajar de peso, hacerte las uñas, broncearte y vestirte mejor cuando terminás una relación y engordar 20 kilos y ponerte el jogging, cuando empiezas una.


AHora si lo habeis leido hasta el final diganme cuantos numeritos les pegan...yo estoy como el lema publicitario...AL INFINITO Y MAS ALLA.